Imagen: LNR 5nta Av

LNR.-  Sobre la quinta Avenida de esta Playa del Carmen, hay ojos que en silencio, agazapados bajo la visera de una gorra, tras los vidrios polarizados de tantos negocios cooptados ya,  escudriñan,  seres anónimos que  informan, señalan y que sentencian a muerte , así,  en medio de tanto… los cuerpos policíacos de los tres órdenes de Gobierno,  intentan contener la violencia y rescatar a Solidaridad uno de los Municipios que más divisas reporta al Gobierno por conceptos de impuestos, de las garras de la delincuencia que le lleva a las pantanosos terrenos de la violencia similar a Municipios como Acapulco o  Tamaulipas.

Ayer, bajo un sol sin clemencia, elementos de las citadas corporaciones patrullaron dicha avenida como lo hacen desde hace mucho, la Policía Federal, Estatal, Municipal, el Ejército y la Marina, los primeros apoyaron ciertas diligencias del departamento de fiscalización del Municipio que levantó módulos de tour operadores, bajo el argumento de que “No están cumpliendo con la Ley”.

La Nueva Revolución, conversó con algunos elementos de una corporación,  son elementos curtidos por la experiencia, con la nostalgia que da la lejanía de casa,  la impotencia en los puños apretados por no poder hacer más, la sabiduría de la forma en que se mueven ciertos grupos, cómo se combate y también como se tolera porque admiten “ esto también es político”.

“Venimos como apoyo, no bajo las órdenes pero sí a coordinarnos con la corporación Municipal” ,  esta última que ha  debido asimilar los obuses mediáticos lanzados por una población que admite estar harta “de que sepan dónde están los malos y no los agarren”  es el reclamo general de una población cansada ya,  de que un día sí y otro también las estadísticas reporten los asesinatos  a lo largo y ancho de Quintana Roo, sin que el Gobierno del cambio  haga nada.

Era lunes, y sobre la Avenida Constituyentes con quinta Avenida, un perro con la correa sostenida  por las manos de un hombre que presume el verde de su uniforme de una Institución,  escoltado por varios elementos, toman parte en el levantamiento de los módulos de tours operadores, en tanto las demás corporaciones apoyan.

De lejos, elementos de la Dirección de Seguridad Pública observan, nada que hacer,  es de día, en sus horas los asesinos duermen, descansan en el chalet de algún hotel de lujo, es por las noches cuando salen de caza y cobran sus cuentas, asesinos que siembran cadáveres por doquier.

Al atardecer elementos de todas estas corporaciones, Marina, Ejercito, Policía Estatal, Federal, con una patrulla de la Municipal al frente patrullan  las calles de la ciudad, en escandalosas caravanas  que no llevan estrategia y por eso la delincuencia les sorprende en puntos opuestos a sus trayectos.

 “Aquí esta Nice” dice entre dientes un elemento de una Institución federal  y añade “hay asesinatos, ajustes de cuentas pero son casos que no ocurren a diario o con mayor frecuencia, pero esto también es tema político, todos sabemos cómo operan los grupos  y no se puede hacer mucho”.

“No hemos  desmontado desde hace cinco días, desde el informe de Gobierno  estamos   de  servicio, nos dan dos horas para ir a cambiarnos y nos piden incorporarnos nuevamente”, es la voz de un policía turístico que sin dar nombre, denuncia, expone una queja, ante la explotación brutal de sus mandos, que exigen mucho pero no corresponden como debieran.

Y así, en tanto los cuerpos policíacos  caminan las calles de Solidaridad, arriba los mandos policíacos no tienen empacho en explotarlos,  cansarlos, hasta que no les quede voluntad de trabajar, velando por la seguridad de los habitantes de Playa del Carmen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here