LNR .- “Los empresarios evitan denunciar la corrupción existente al realizar trámites porque es complicado saber ante quien quejarse y porque se benefician de esa corrupción”, refirió Adrián Francisco Barrios, Director General de Estadísticas del Gobierno, Seguridad Pública y Justicia del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Imagen: Directorios Proyecsa

El funcionario comentó en entrevista con MILENIO, después de la presentación de resultados de la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental de Empresas (Encrige), edición 2016, donde los reportes hablan de un monto de mil 600 millones de pesos anuales y aseguró que las denuncias de corrupción son in ante la ausencia de denuncias porque “al final, las dos partes obtuvieron lo que buscaban”.

En la presentación de la primera edición  de la Encrige se reporta que el 64.5% de las unidades económicas consultadas considera que los actos de corrupción se producen buscando agilizar trámites, mientras  que el 39.4% cree que la corrupción se genera para evitar sanciones o multas.

Franco Barrios añadió que los datos de Encrige 2016 señalan que quien se enfrenta a funcionarios de cualquier orden de gobierno evitan denunciar porque consideran que la pérdida de tiempo que implica no va a resolver el problema.

Según Barrios dos causas se añaden a la falta de denuncia, no saber a quien acudir o demanda demasiado esfuerzo encontrar el área de control interno de las dependencias, que no siempre existe y dos, que los empresarios se benefician de los actos de corrupción para lograr sus objetivos.

“El segundo problema, y esa puede ser la principal razón por lo que el acto de corrupción tampoco registra quejas, es que al final de un acto de corrupción las dos partes obtuvieron lo que buscaban. Es decir, si una persona o una empresa busca, de manera incompleta, con sus documentos, o de manera no formalizada querer una licencia y se acerca a un actor gubernamental que se lo permite, el acto de corrupción que se presenta ahí deja satisfechas, entre comillas, a ambas partes y con eso no tendría la persona de que quejarse”, añadió Barrios.

“Ese es el problema que se tiene en el tema de la corrupción. Las personas tienden a no quejarse porque al final del día lograron lo que buscaban y en el sector gubernamental no va a haber registro de ese fenómeno” aseguró en su elocución.

Aunque el cuestionario Encrige, que es aplicado por vez primera por el Inegi se incluyó la pregunta sobre las causas que inhiben la denuncia del sector empresarial, no hubo datos para realizar la estadística de ese tema.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here