Dos con botana: por “Elmi Totero”

Era ingenuo pensar que en los estertores de la muerte, el viejo dinosaurio no iba a dar el último coletazo para tratar de aferrarse desesperadamente a la vida. Y, aunque el “triunfo” en el Estado de México representa una bocanada de aire para el PRI, los resultados de la jornada electoral del pasado domingo cuatro de junio reflejan el repudio cada vez más generalizado hacia el que es considerado por muchos como el causante de todos los males que aquejan al país.

 

Imagen: Al minuto

La jornada de ayer en Edomex, Coahuila, Nayarit y Veracruz, tiene muchas lecturas, ya que al margen de que se confirme el triunfo de Alfredo del Mazo Maza, el retroceso del Revolucionario Institucional alcanzó niveles antes inimaginables, en entidades que otrora fueron sus grandes bastiones. Pero de hecho, de no haber sido porque erróneamente las izquierdas decidieron ir por todas las canicas de forma individual, se estaría hablando de una aplastante derrota para el PRI en la tierra natal del Presidente de la República, que no obstante la oficialización de los resultados preliminares por parte del Instituto Electoral, pudieran dar un drástico vuelco a favor de Delfina Gómez, ya que han comenzado a surgir evidencias de que muchas de las cifras computadas, no concuerdan con las reales.

Por lo que es perfectamente entendible la cortina de humo que la columna hermana “Xla Opinari” anticipara en cuanto a la captura, curiosamente en estas fechas, del ex Gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, misma que ha sido más celebrada por la ciudadanía más que el triunfo del Real Madrid sobre el Juventus en la final de la Europa Champions League por los seguidores de los merengues.

No obstante, pudiera decirse que en el Estado de México la moneda todavía está en el aire, además de que la derrota en Veracruz fue realmente estrepitosa para el PRI, lo mismo que en Nayarit, mientras que en Coahuila aún está también en duda el resultado definitivo.

Lo cierto es que el dinosaurio está herido de muerte de cara al 2018, pues ya se puso en la mesa la posibilidad de una gran alianza opositora para garantizar que bajo ninguna circunstancia refrende la Presidencia de la República y comenzar a dar pasos firmes hacia el exterminio de uno de los entes más dañino que ha enfrentado México a lo largo de su historia. En ese sentido, ojalá que la experiencia del Estado de México haga entrar en razón a Andrés Manuel López Obrador y entienda que el enemigo común es uno sólo y es el momento justo para darle el tiro de gracia.

Por lo pronto, todo lo que ocurra en torno a la elección en el Estado de México y la detención de Roberto Borge, que ha puesto a temblar a muchos de quienes se vieron beneficiados a través de la estela de corrupción que dejó a su paso, seguirán siendo los temas principales a la sagrada hora de “tomar dos con botana”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here