Columna: Xláj opinari , Xláj, del maya (de modesta calidad) y opinari, del latín (opinión)

La falta de identidad política, y/o la total ausencia de moral se evidencia entre las personas que han desempeñado un cargo en las burocracias municipales, estatales o federales y que por cualquiera razón no han conseguido acomodarse en la subsecuente administración. Ante la proximidad de elecciones se abren oportunidades, es temporada de caza, la pieza se llama “hueso”.

Imagen: La Nueva Revolución

 

El evento al que convocó MORENA en la ciudad de Cancún, el pasado domingo 02 de julio, nos enseñó todos los vicios creados alrededor de este fenómeno.

El puro anuncio de la presentación de Andrés Manuel López Obrador generó grandes expectativas. Al emblemático Parque de las Palapas acudieron al tropel todo tipo de personas. Seguidores genuinos del político tabasqueño, curiosos, enemigos de AMLO, provocadores y lo peor, los “busca huesos”.

De este último grupo, que se esperaría sea homogéneo, estaba compuesto por lo más heterogéneo de los desvergonzados. Porque puedes ser falaz y traidor, pero hay niveles. No es lo mismo que hayas sido coordinador de área de alguna administración municipal y quieras un trabajo medianamente bien pagado, a que hayas sido Senador por el Estado como Eduardo Ovando Martínez. Toda escoria, independientemente del nivel jerárquico que hayan alcanzado en la burocracia, el hecho de “torcer” hacia MORENA, por la única vil razón de conseguir “hueso”, les hace merecedores del calificativo.

Para sorpresa de muchos, ahí andaban de caza-huesos los hermanos Lizama, Lenín y Ricardo, los mismos que han vivido de las administraciones municipales de Cozumel la mayor parte de su vida adulta. En particular el segundo, que fuera acusado de acoso sexual y de conducir borracho y ponerse prepotente. Vaya par de bichos, ya eran detestados y añaden la traición a su currículo.

Sorpresa mayúscula causó la presencia destacada de Juanita Alonso Marrufo, ex tesorera municipal, ex recaudadora, ex Secretaria General, ex diputada y además de prima de Fredy Marrufo, miembro de un clan familiar del cual más de 20 de sus miembros han sido miembros de la nómina gubernamental. Juanita Alonso sonó para para la candidatura a la Presidencia Municipal de Cozumel y su presencia en el tour de AMLO demuestra que no le cumplieron.

Hubo muchos más y el infame “Pelón” Cervera destacó ante la rechifla y recordatorios familiares que su presentación generó. Impertérrito, sonrió como sonríe ante las epidemias de piojos que ocasionalmente asolan el Estado y tomó su lugar en el estrado.

Faltaba que el gobierno del “copy/paste” o “gobierno del cambio”, esto a través de los infiltrados que Carlos Joaquín tiene operando en la administración de Remby Estrada, hicieran de las suyas y apagaran el micrófono al orador estrella. Lo mismo que tanto señalara CJ cuando en sus eventos de campaña por la gubernatura, era boicoteado por el hoy aborrecido Paul Carrillo de Cáceres. El tabasqueño, sin inmutarse, hecho mano de un megáfono y demostró que hay mucho inútil sobrevaluado en el equipo estatal y siguió con el programa.

Total, que los de MORENA lograron desarrollar el evento y quedó demostrado que no hay servidores públicos de esos niveles que sean honestos o leales. A ese nivel, ya se ha disfrutado de lo bueno, las cenas en buenos restaurantes, vehículos con chofer, teléfonos con crédito ilimitado, viajes a lugares exóticos y cualquier cantidad de prebendas que les hacen aferrarse a la ubre del erario.

El sistema político mexicano está acabado. No hay a cuál irle. La desfachatez con que estos “chapulines” saltan de un partido a otro es de órdago, inigualable.

Los ciudadanos pensantes y que se preocupan por el futuro deben hacer lo posible por acabar con esta enfermedad que corroe las entrañas de la sociedad. Cualquiera puede poner de su parte a través de las redes sociales que no pueden ser censuradas. Los borregos que se conforman con una despensa que recapaciten y se unan. Otros países nos han dado lecciones de que si se puede combatir a los corruptos con algo tan fácil como condenar su mal accionar usando esa herramienta.

Créame, dormirá mejor el día que se atreva a poner su parte en este necesario cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here