Foto: Facebook Andrés Manuel López Obrador

Columna: Columna Dos con Botana

Andrés Manuel López Obrador arranca con mínima ventaja en las preferencias electorales la recta previa rumbo a la sucesión Presidencial en México en 2018, por lo que no hay que ser pitoniso para presagiar que a medida que se acerquen los comicios arreciará la guerra sucia contra “El Peje”, en un desesperado intento de sus adversarios políticos por revertir la situación.

De acuerdo a la encuesta realizada y difundida por Reforma y replicada en diversos medios de difusión, el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que seguramente postularía a su fundador y líder López Obrador, cuenta con un 29 por ciento de las preferencias electorales, con un seis por ciento de ventaja sobre Acción Nacional, donde lo que sobra son suspirantes, aunque la terna final parece que estará conformada por Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle.

Mientras que el Partido que ostenta el Gobierno Federal, el PRI, se ubica muy lejos en la tercera posición con apenas el 17 por ciento de las preferencias electorales y una franca tendencia a la baja, pues el mismo Diario Reforma dio a conocer en días pasados una encuesta que revela que Enrique Peña Nieto es el Presidente de México más repudiado de la historia, con alrededor del 80 por ciento de desaprobación, principalmente por los hechos de corrupción perpetrados por él mismo, sus familiares y allegados, además de otros factores como la inseguridad, desempleo, pérdida del poder adquisitivo, entre algunos otros factores.

De igual manera, un 10 por ciento de los encuestados se manifestaron a favor de una candidatura independiente, que bien podría recaer en el actual Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, en tanto que el PRD, cuya principal figura es el actual Gobernador de la ciudad de México, Miguel Mancera, cuenta con apenas el seis por ciento. Asimismo, el nefasto Verde Ecologista cuenta con el cinco por ciento de las preferencias electorales, Movimiento Ciudadano con el tres por ciento, en tanto que el PT, Encuentro Social, Nueva Alianza y otros partidos satélites suman en su conjunto un ocho por ciento.

Imagen: Reforma

Un aspecto a destacar en estas tendencias, es que una eventual alianza entre el PAN y el PRD, les daría un triunfo muy ajustado sobre MORENA, aunque aquí lo interesante sería quien la encabezaría, pues en el blanquiazul los jaloneos está cada vez más fuertes entre sus tres principales aspirantes y seguramente que Mancera levantaría la mano por el partido del Sol Azteca, lo cual podría afectar de manera drástica las preferencias.

En tanto que la casi segura alianza entre el PRI y el Verde Ecologista apenas le daría un 22 por ciento de las preferencias, con lo que, para bien del país, se ve muy complicado que puedan refrendar la Presidencia de la República.

Bajo este escenario, se puede anticipar que irá en aumento la guerra sucia contra Andrés Manuel López Obrador, a quien sus adversarios acusan de pretender convertir a México en una nueva Venezuela, entre otros argumentos. Lo cierto, es que a la hora de tomar dos con botana, se comenta que es difícil que nos pueda ir peor que con el PRI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here