Imagen: IQ Cancún

Columna: Bola de Cristal

La canícula desató el calor agobiante en el Estado y ese calor se traduce en calentura, misma que ha desatado la calentura por las precampañas en Quintana Roo, de tal manera que ni “mil FEPADES” juntas podrían frenar…

Al sur, Torres se reúne con los barrenderos (solo falto Borge de ese gremio, está comisionado en Panamá), en un franco inicio de campaña por la reelección, lo que da al traste con los planes de Zelaya.

En el politizado Cozumel, Chucho Zetina está desatado contra la Alcaldesa Perla Tun que además tiene que torear a los regidores de la oposición y de su propio partido que abonan a la causa Felixista y que los “chayo-periodistas” añoran.

Tulum se lo van a dar a Jorge Portilla Manica, que a través de Sintra ha recaudado un montón de dinero y que será socio en lo del tren rápido Cancún-Tulum. Para eso es el mayor latifundista de Tulum.

En Benito Juárez es donde Carlos Joaquín tendrá su prueba más dura. CJ está obsesionado con recuperar Cancún y se encuentra en la disyuntiva de apoyar a Juan Vergara, que es el que está manejando el dinero, y que entre nuevo software y equipo de video vigilancia le ha significado dos mil quinientos millones de inversión, que de acuerdo a lo que se manejaba en la anterior administración, son aproximadamente 750 millones en (moches) comisiones. Por el otro lado esta Eduardo Arcilá que ha hecho a través de la Gran Comisión (cuándo la irán a desaparecer), todo fluya a favor del gober.

En fin, a la vieja usanza, todo lo que el gober apruebe se vuelve legal. Las leyes e instituciones desfilan por el “arco del triunfo”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here