Bajo la batuta del argentino Almeyda, el equipo tapatío recupera parte del lustre que había ido borrándose ante la prolongada sequía de títulos. Fueron dos batallas épicas las que libraron los Tigres y las Chivas para definir al campeón del torneo, donde abundaron las emociones y desde luego la polémica.

 

Imagen: Telemundo

LNR.- Un Guadalajara campeón, campeón cuando finalmente su polémico dueño Jorge Vergara entendió que debía sacar las manos de las decisiones deportivas del equipo y que encontró en el “Pelao” al técnico que supo encausar a los jugadores hacia la victoria. Lo que le sobra de gran empresario, le faltaba de directivo.

Hoy se celebra en grande a lo largo y ancho del país y en muchas partes de Estados Unidos, porque los seguidores del rebaño abundan a ambos lados de la frontera. La eterna discusión sobre qué equipo es el más popular de México, hoy pasa a segundo plano. Los campeones son los rojiblancos y será así hasta diciembre, cuando sino repiten la hazaña, habrá un equipo diferente reinando.

Y el título fue por partida doble, o triple, si contamos el triunfo obtenido por la filial del Guadalajara en la categoría sub 20. Hace unas pocas semanas “La Chiva” se coronaba como campeón de Copa y aspira aún al trofeo de Campeón de Campeones, trofeo que dirimirá también contra los de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Se disfruta de manera especial el éxito de los de Verde Valle, porque con este triunfo se iguala a doce, el número de estrellas del que tanto alardean los seguidores del odiado rival rojiblanco, el América. Y también por el hecho de que fiel a su tradición, los de la Perla Tapatía solo alinean jugadores mexicanos.

¡Enhorabuena pues al campeón del futbol mexicano!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here