Imagen: Clarín
LNR.- Brian Becker,  el Director de la organización  Coalición ANSWER, cuyo significado es Actúa Ahora para Acabar con la Guerra y Terminar el Racismo, comentó el caso y dio una solución al conflicto en la zona asiática,  según información de RT Noticias.

El titular de dicha organización, comentó que los Estados Unidos deben dejar de presionar a Pekín, en  sus relaciónes con Corea del Norte e idear una nueva política exterior con el país asiático.

En anteriores declaraciones, se ha visto a un Donald Trump descontento con China por no ejercer más presión sobre Corea del Norte, después de que Pionyang proyectara por primera vez un supuesto misil balístico intercontinental, el pasado 4 de julio.

Desde el principio Trump “ha exagerado el papel que juega China en la toma de decisiones de Pionyang”, puesto que “Corea del Norte es un país soberano”, donde “no hay tropas extranjeras, a diferencia de Corea del Sur”, expresó Becker.

Lo que el especialista quiere decir, es que China no tiene, porqué decirle a Corea del Norte  lo que debe hacer, algo que los Estados Unidos no quiere entender o simplemente lo utilizan para presionar a Pekín.

Por lo pronto la Cancillería china pone de relieve “que se le ha agotado la paciencia” y que considera que EE.UU. podría hacer mucho más por la tranquilidad en la región, por ejemplo, ofrecer conversaciones bilaterales con Corea del Norte y sugerir un tratado de paz para “poner fin a la latente guerra de una vez por todas“, que es el “verdadero objetivo” de Pionyang.

La idea de EE.UU. está “completamente equivocada”, asegura Becker, detallando que Pekín tiene mucho comercio con Corea del Norte, y además, entiende las preocupaciones del Gobierno Chino, que cree que las armas nucleares son “absolutamente esenciales para su propia seguridad”, refiriéndonos a los ejercicios bélicos de los Estados Unidos, simulando la destrucción de Corea del Norte dos veces al año.

El especialista indicó, que en lugar de presionar al gobierno de Xi Jinping, Washington debería adoptar una política constructiva hacia Corea del Norte que permita que Pionyang “se sienta segura” y “sepa que no será invadida”, iniciando con dejar de simular ejercicios bélicos en contra del gobierno de Kim Jong-un.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here