Imagen: Ilustrativa / Black Rock y José Antonio Meade

Columna: La Bola de Cristal

 

El ungido por el PRI, el tecnócrata del ITAM, José Antonio Meade Kuribreña, Doctor en economía por la universidad de Yale, al igual que Ernesto Zedillo, otro super-tecnócrata que entregó las vías férreas hasta el año 2050 y permitió la creación del PRIAN en el año 2000 con la llegada de Vicente Fox, mismo que en 2012 al igual que Felipe Calderón impulsaron la llegada de Peña Nieto a Los Pinos para continuar con la agenda neoliberal (reforma energética) que el PRI había bloqueado para que se le contemplara en la repartición del botín.

El PRIAN es el bodrio producto del poder transexenal operado desde las altas esferas del poder financiero global que ahora tienen en José Antonio Meade a su empleado perfecto para ser su candidato rumbo al 2018 y perpetuar la agenda de intereses del imperio del capital que va más allá de las naciones.

A eso se debe la reunión de Margarita Zavala (prima de Luis Videgaray) con Rafael Moreno Valle y Miguel Ángel Macera, personajes que operaran la división del voto y el debilitamiento de López Obrador y de la alianza PAN-PRD-MC que encabeza Ricardo Anaya, “el desalineado” del PRIAN.

De igual forma a eso se debe la reunión del líder petrolero Carlos Romero Deschamps y de Diego Fernández de Cevallos, ambos miembros exclusivos del PRIAN que cerrarían filas en favor de José Antonio Meade.

BlackRock

Sin embargo, todos estos personajes de la vida política son empleados de los intereses financieros y corporativos globales. Destaca el papel de BlackRock, el banco de inversión más grande del mundo y su apoyo a José Antonio Meade.

Para entender la magnitud del poder de BlackRock en México, se contextualiza señalando que es el principal inversionista de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) con posiciones en todas las compañías que cotizan en el mercado bursátil del país.

BlackRock tiene invertidos más de 130 mil millones de pesos en empresas de la BMV por lo que su influencia es obvia sobre empresas como FEMSA Coca-Cola, CEMEX, América Móvil de Slim y en general en todas las empresas que cotizan en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC).

De igual forma, BlackRock tiene importantes proyectos con PEMEX, donde participa con el 45 por ciento de la segunda fase del gasoducto de Los Ramones en alianza con el fondo First Reserve.
Además de que Pemex y BlackRock firmaron un memorándum con el propósito de acelerar el financiamiento de proyectos de infraestructura energética con base en inversiones privadas.

Para terminar de contextualizar el poder financiero de BlackRock sobre las decisiones políticas, económicas y sociales en el rumbo de México, el Dr. Alfredo Jalife Rhame señaló que la reciente adquisición de activos del fondo CitiBanamex por 62 mil millones de dólares representa un eslabón más para presionar el rumbo de las elecciones de 2018.

Elección de julio de 2018

Después de esta introducción sobre el poder financiero de BlackRock podemos señalar que la candidatura de José Antonio Meade se definió desde hace varios años (2013) y el dedazo no emanó de Los Pinos, sino del banco de inversión más grande del mundo que ve en Meade el protector de sus inversiones desde el sistema presidencialista mexicano.

Reunión Larry Fink, Dir. BlackRock y Jose A. Meade

Por eso la desbanda de espacios publicitarios, por eso se atreven a decir que van a ganar y tienen todo el poder financiero para manipular a la gran mayoría de los medios de comunicación que venden sus espacios editoriales al mejor postor.

El pueblo de México tiene que entender de donde viene este proyecto “Meade in USA” para poder actuar en consecuencia, el país está polarizado y dividido en todos los sentidos. Sólo la clase media es capaz de cambiar esta realidad porque los pobres y marginados llevan décadas sobreviviendo y no serán ellos los que impulsen la transformación del país.

Sólo la gente educada y con acceso a la información pueden cambiar el rumbo de la nación.

Esta historia continuará…

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here