Especulación ante amenazas de Donald Trump provoca superávit en exportaciones automotrices

LNR.- Las ventas de minoristas automotrices al público y las exportaciones hacia Estados Unidos de vehículos ensamblados en México presentaron un incremento récord histórico, pese a las advertencias que el presidente Donald Trump hiciera a las empresas  estadounidenses, para que dejarán de fabricar autos en México si no deseaban pagar un impuesto del 35 porciento a la importación de sus unidades fabricadas en nuestro país.

(Photo by Sean Gallup/Getty Images)

Alejado del discurso político del presidente estadounidense, se manifiesta el actuar de las empresas del sector automotriz, comenzando por la General Motors, empresa que continua operaciones y apertura de nuevas plantas en México.

Según datos de BBC, de enero a junio de 2017, las armadoras instaladas en México, han exportado un millón, 162, 757 automóviles ligeros, lo que significa un incremento del trece punto cinco por ciento (13.5%) con respecto al mismo lapso en 2016, apunta la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

Por otro lado, la estadística en relación a la venta de automóviles hechos en Estados Unidos ha disminuido en los últimos meses según los informes financieros de las compañías, mientras que las unidades importadas de otros países, continúan elevando sus registros, y México es el país a que lidera el mercado; en 2017, catorce de cada cien autos o camionetas que circulan en Estados Unidos, son de fabricación mexicana.

En junio de 2017, México tuvo su mejor índice de ventas en Estados Unidos, con doscientas setenta y seis mil unidades y General Motors, fue la compañía que exportó mayor número de unidades con más de sesenta mil autos y camionetas.

Eduardo Solís, presidente ejecutivo de AMIA, lo resume de forma sencilla y afirma que pretender imponer aranceles e impuestos a las compañías estadounidenses por ensamblar autos en México y después importarlos a las distribuidoras estadounidenses, es como “dispararse al pie”, puesto que eso incrementará los costos de fabricación y por ende una posible disminución de ventas.

Finalmente, concluimos con la reflexión de Isidro Mata Cano, director del Centro de Desarrollo de la Industria Automotriz en México; “El comercio no lo puede manejar una sola persona, por más poderosa que sea”.

Infografía El Financiero

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here