Imagen: Panorama Agrario / Apicultores de Yucatán

LNR.- Las afectaciones que sufrieron los productores apícolas mayas por la presencia de soya transgénica de la empresa Monsanto en el sureste del país, no han sido subsanadas, a más de dos años de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que prohibió la siembra de este tipo de semillas, sostuvieron líderes campesinos.

A pesar de haberse frenado los cultivos, tras una serie de amparos que ganaron cooperativas y agrupaciones locales dedicadas a la producción de miel, la presencia de los cultivos transgénicos tuvo afectaciones directas en la región, y provocaron la muerte de millones de abejas, así como limitaciones para exportar, afirmó José Dolores López Barrios, líder de la Central Independiente de Obreros Agrícola y Campesinos.

El impacto no sólo recae en la producción de miel, sino también en la polinización de flores y cultivos, ya que las abejas favorecen este proceso, agregó.

 

La principal denuncia de las agrupaciones del ramo se debe a que las abejas mueren si llegan a consumir productos transgénicos y, además, con la polinización, expanden el problema a otras plantaciones y se provoca que se pierdan características originales de diversos cultivos mexicanos.

Información: La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here