Imagen: BBC

LNR.- El presidente Donald Trump detiene y planea revertir la apertura y las relaciones con Cuba en el tema de los viajes y negocios.

Se espera que el día de hoy, se anuncien los cambios de la nueva administración presidencial en el Teatro Manuel Artime en Miami, Florida rodeado de cubanoamericanos, según información de El Nuevo Herald.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, intenta frenar el flujo de dinero que llega al gobierno cubano, de tal forma que obligue a la isla a permitir un mayor desarrollo en el sector privado por parte de los Estados Unidos, sin embargo,  mantendrá las relaciones diplomáticas con La habana, haciendo hincapié  que las remesas de cubanos residentes en los Estados Unidos, no serán afectadas.

Los especialistas en el tema, argumentan que este acto de Trump, es un movimiento para intentar desacreditar el legado de Barak Obama, ya que el actual mandatario justificará las violaciones a los derechos humanos en la isla, para respaldar su nueva postura.

Este endurecimiento en las relaciones bilaterales, puede ser por la teoría de que el gobierno de Obama, aceptara y considerara su amistad con un país comunista, es por eso que los mismos cubanoamericanos  del partido republicano han arremetido al respecto, prueba de ello, es que el Senador en Florida Marco Rubio, ayudó a elaborar los cambios propuestos por Trump.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here