Imagen: El robot pescador

LNR.- El ministro suizo de Asuntos Exteriores, Didier Burkhalter, explicó en la presentación del informe que “cuestiones relacionadas con el agua han contribuido y exacerbado conflictos en Siria, Yemen y en otros lugares. El agua se ha convertido en un arma de guerra”.

Por otra parte, la competencia por el acceso al agua aumentará ante la creciente demanda, la cada vez mayor urbanización, la polución y el cambio climático, advirtió.

A pesar de ello, dijo, el agua solo emerge gradualmente en la agenda internacional en materia de seguridad, y la cooperación en este campo ha sido limitada hasta ahora.

El observatorio podría funcionar como un instrumento internacional de la “diplomacia del agua”, sostienen los expertos del panel de alto nivel, y podría colaborar estrechamente con organizaciones y centros mundiales, regionales y sectoriales especializadas en la cooperación del agua.

Diplomacia en aguas transfronterizas y agua como “recurso de la vida”

Existen sin embargo experiencias en el mundo que demuestran que la cooperación funciona para resolver problemas y hasta crisis, como ha ocurrido en el caso del río Senegal, gestionado de manera compartida por Senegal, Mauritania y Malí para desarrollar el abastecimiento de agua, el regadío y la generación de electricidad.

“Hay 148 países en el mundo que tienen cuencas hidrográficas compartidas o lagos compartidos o acuíferos compartidos. Estamos hablando de prácticamente todo el mundo”, señaló Pascual Fernández, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, quien dijo que ello evidencia “todo el campo de actuación que hay”.

Información: DW

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here