Columna: el Camaleón

El odio, la violencia, la prostitución social, la descomposición familiar, la sobajes e indiferencia, son el reflejo de un pueblo hambriento de justicia, hartos de  la impunidad, de las calles desoladas con pandillas, con los concretos rotos de sus avenidas, de las filas interminables por un trabajo con un mediano sueldo, el egoísmo de los servidores públicos, el derroche  de los que deben obedecernos, comparada con la infeliz vida llena de promesas incumplidas; la total y absoluta mierda de un sistema gobernado por quienes perdieron el amor por la vida, de esos que se persignan cada domingo, pero en la semana les destrozan las esperanzas a un pueblo entero.

Imagen: Milenio

Hoy no sabemos quien fue peor, el desinterés e ineptitud de las autoridades locales que fueron  alertadas por las agresiones de este  enfermo mental, el mismo ciudadano Ruso Aleksei Makeev que insultaba a diestra y siniestra,  ya fuesen personas de la tercera edad,  miembros con discapacidades y a cualquier mexicano que se le cruzara; o la  muchedumbre que hartos de todo, decidieron hacerse valer por ellos mismos?, quedando sin vida, un joven no mayor de 20 años.

Cabe resaltar, que en días pasados, ya se habían denunciado  los terribles  actos de discriminación y humillación del Makeev de 43 años, quien se grababa y subía sus videos a youtobe, denotando, su afición Nazi y que presumía haber trabajado en Aquaworld de Cancún, por lo que dicha compañía ya se desvinculó, comentando que fue hasta el 2015, cuando compartieron tratos laborales.

Todo esto vuelve a despertar ese temor, de los que habitamos en lugares plurinacionales  como  Quintana Roo, en donde lo más valioso de una persona que viene del extranjero, para un gobierno podrido como el que tenemos, es la cantidad de dinero que trae para invertir, sin indagar sus antecedentes del país de origen, aunado al poco interés del Instituto Nacional de Migración, quien no ha sido claro en varios temas  como el laboral y mercantil en México, muchas veces con dudosa procedencia ante la justicia de su país.

¿Qué sigue ahora? que salga Remberto diciendo que trabajará para que pague el agresor? a quien le echaran la culpa?

 

Descanse en paz Carlos Eduardo González

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here