Imagen: SHCP Facebook

Columna: La Bola de Cristal

Desde varios sectores periodísticos ha trascendido que la decisión emanada desde Los Pinos para elegir al candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI)es para José Antonio Meade Kuribreña, actual secretario de Hacienda y Crédito Público rumbo a las elecciones presidenciales del 2018. En las últimas horas, el presidente Peña Nieto, informó a los demás aspirantes que no habían sido elegidos.De igual forma, diversos medios señalaron que funcionarios de la Secretaría de Gobernación revelaron que Miguel Ángel Osorio Chong no sería el candidato tricolor después de la tunda parlamentaria que recibió en el Senado de la República durante su comparecencia en el marco de la crisis de seguridad pública más dramática de la época contemporánea.

En agosto pasado, la Asamblea Nacional del PRI eliminó los candados que impedían la libre participación de los ciudadanos simpatizantes como candidatos a la Presidencia de la República. Antes de esta determinación, para ser candidato a un puesto de elección popular se requerían 10 años de militancia partidista. 

Meade es bien visto desde los círculos del PAN, como muestra está Vicente Fox, quien consideró que aunque el PRI “tiene la cara sucia”, el tricolor se perfila como la mejor opción en caso de que el tecnócrata del ITAM, José Antonio Meade sea el candidato.

El 9 de septiembre de 2011 fue nombrado secretario de Hacienda y Crédito Público con Felipe Calderón, donde​ se desempeñó hasta su nombramiento como titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores el 1 de diciembre de 2012 con el gobierno de Peña Nieto, fue el único secretario del gabinete con estadía transexenal y al parecer se encumbraría el proyecto neoliberal con su llegada a Los Pinos.

El aspirante a la Presidencia pasó el 28 de agosto del 2015 a la Secretaría de Desarrollo Social de México y el 7 de septiembre del mismo año regresó a la SHCP pero con Peña Nieto.

Esta información aún no es oficial pero dicen que cuando “el río suena es porque agua lleva” y la prueba más grande está en la modificación hecha a los estatutos del PRI que le abren la puerta a Meade, siendo el único aspirante presidencial que no es miembro del partido.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here