Imagen: Presidencia de la República


LNR.-
El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) impulsa la designación de un fiscal general apartidista, esto en el marco de las reformas estructurales donde se incluyó la creación de la Fiscalía General de la República (FGR), para sustituir a la Procuraduría General de la República (PGR). En ese momento la discusión se centró en su autonomía, pero no se abundó sobre su diseño y funcionamiento. Al día de hoy, la FGR no ha iniciado operaciones, pues sigue pendiente la aprobación de su ley reglamentaria y el nombramiento del titular que cumpla con el perfil adecuado.

El desempeño de la PGR ha sido decepcionante y ha comprabado estar en una crisis institucional con probada incapacidad.  Ello tiene que ver el modelo de gestión, la ausencia de mecanismos de control, los recursos humanos, las prácticas institucionales, entre otros elementos según el IMCO.

El IMCO hace incapié en el aspecto fundamental de que la nueva Fiscalía General no herede los vicios de la PGR – por lo que debe comenzar “desde cero” – y que la discusión de la ley orgánica y el proceso de implementación de la misma tengan como objetivo central construir una institución que sea un pilar sólido de gobernabilidad democrática, seguridad pública y Estado de Derecho en México.

Al margen de las personas que integren esta Fiscalía, a diversas organizaciones de la sociedad civil, académicos y empresarios nos preocupan los costos para el país de seguir con una institución disfuncional en materia procuración e impartición de justicia.

Por lo anterior el IMCO y diversas asociaciones civiles, solicitaron a los Poderes Ejecutivo y Legislativo el siguiente pliego petitorio:

  • Se detenga la discusión de las propuestas de legislación reglamentaria para la Fiscalía que se encuentran en el Senado de la República. De aprobarse en sus términos, se corre el peligro de que la Fiscalía nazca con los peores vicios que hoy tiene la PGR y perder la oportunidad histórica de construir una institución eficaz, creíble y capaz de combatir la impunidad.
  • Que se convoque a un diálogo nacional y mesas de trabajo para que juntos diseñemos con seriedad la mejor institución posible y que merecemos los mexicanos. Entre los puntos que se deberán abordar en esta tarea sugerimos:
    1. Transición gradual entre ambas instituciones.
    2. Diseño, facultades y alcances de la nueva Fiscalía General de la República y sus fiscales.
    3. Selección del capital humano, desarrollo del perfil claro para el titular y mecanismos de servicio profesional de carrera, evaluación y control disciplinario.
    4. Costos de legado.
    5. Transparencia y supervisión ciudadana.
    6. Autonomía de servicios periciales.

Finalmente en el comunicado señalaron que confían; ” en la medida en que estos puntos sean analizados y discutidos a fondo y de manera responsable, se podrá diseñar una institución fuerte, con legitimidad social y con la capacidad para enfrentar los enormes desafíos en materia de procuración e impartición de justicia que enfrenta el país. El perfil idóneo para quien se desempeñe como titular de la Fiscalía debe construirse a partir de un diseño institucional acordado.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here