Imagen: Washington Times

LNR.- Canadá es el inversionista más importante en el sector minero de México, con 70 por ciento de la Inversión Extranjera Directa en el rubro y más de 200 empresas mineras que operan en más de 942 proyectos en México.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) retiene más de 360 millones de dólares en devoluciones de impuestos a seis mineras canadienses, incluyendo 230 millones de dólares a Goldcorp, un hecho que eleva la tensión entre el gobierno y las firmas canadienses que operan en el país.

El valor de los activos mineros canadienses en México sumaron 19,400 millones de dólares canadienses (14,400 millones de dólares) en el 2015, superado sólo por Estados Unidos, que tiene un estimado de 24,800 millones de dólares canadienses según información de Reuters.

En una serie de reuniones, funcionarios canadienses han presionado a México para que solucione el problema, que afecta la capacidad de inversión en operaciones según información de El Financiero.

Goldcorp, con sede en Vancouver, declinó comentar sobre su reembolso pendiente, que representa un 142 por ciento de su ganancia neta en el 2016 y el 6 por ciento de sus ingresos de todo el año.

Saqueo de los recursos minerales de México sin pago de impuestos

Las mineras provocan despojo de tierras a campesinos y pobladores. Trastocan todas las actividades, desde las culturales o las fiestas hasta las económicas, contaminan los suelos y ocasionan enfermedades. Todo esto lo compensan con pintar las iglesias o las escuelas, señala Francisco López Bárcenas, autor del libro La vida o el mineral.

El caso del río Bacanuchi, en Sonora, donde en agosto de 2014 se derramaron miles de litros de residuos peligrosos. También se han presentado otros eventos en Capulálpam, Oaxaca, donde la empresa responsable está demandada. Económicamente no les dejan nada sustantivo a los pueblos; hay mineras que realizan obras como forma de legitimarse y no tener problemas. No es lo que se requiere, sino un plan de desarrollo donde esa actividad deje ganancias a ambas partes.

Concesionado, un tercio de México para la explotación minera

En la actualidad, 30 por ciento del territorio del país está concesionado; hasta 2015 había alrededor de 31 mil concesiones que abarcan unas 60 millones de hectáreas, y de ellas hay unas 800 en explotación.

Desde la reforma al artículo 27 constitucional, en 1992, se comenzaron a dar las condiciones para que la minería se extendiera. Se modificaron leyes y se crearon otras; se convirtió en una actividad de utilidad pública, por eso no paga impuestos estatales ni municipales y es una actividad preferente; esto es muy fuerte, porque frente a otras, como la alimentación, la minería prevalece. La ley federal de derechos establece que pagan entre cinco y 112 pesos por este concepto según información de La Jornada. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here