LNR.- El Presidente estadounidense Donald Trump defendió el hecho de que su hija Ivanka haya tomado brevemente su lugar durante la realización de la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Hamburgo Alemania en días pasados, tras la gran polémica que se originó en torno al asunto en medios internacionales y redes sociales.

Imagen: El Debate

Así lo consigna el portal Aristegui Noticias, destacando que la hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trumpcausó polémica al sustituir, de manera breve, a su padre durante dos de las últimas sesiones de la cumbre de los líderes del G20 el domingo en Hamburgo.

“Cuando dejé la Sala de Conferencias para atender una pequeña reunión con Japón y otros países, le pedí a Ivanka ocupar mi asiento. Algo muy estándar. ¡Angela Merkel estuvo de acuerdo!, tuiteó el mismo domingo Trump desde su cuenta personal de Twitter.

Se señala que Ivanka Trump, además de ser hija del presidente es una de las asesoras de la Casa Blanca, por lo que al sentarse en el lugar del presidente, en la mesa principal de la cumbre, no rompió ningún protocolo, ya que ante la ausencia de algún mandatario es posible que alguno de los integrantes, de alto nivel, de su delegación ocupe el lugar para que éste no quede vació.

Al ser cuestionada sobre la decisión de Donald Trump, la canciller alemana Angela Merkel dijo “es obvio que Ivanka trabaja en la Casa Blanca”. 

“Si a Chelsea Clinton le hubieran pedido ocupar el asiento de su madre, como su madre regaló nuestro país, las NOTICIAS FALSAS dirían: ¡Chelsea para presidenta!“, aseguró el presidente.

Lo cierto es que Donald Trump está permanentemente envuelto en polémicas por su personalidad arrogante y su evidente actitud discriminatoria y bélica, por lo que los comentarios en torno al breve período que fue sustituido por su hija Ivanka, despertaron su ira, según sus publicaciones en twitter, mismas que se replican en la nota de Aristegui Noticias.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here