Imagen: Trump en Puerto Rico / Getty Images

LNR.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump aterrizó (03/10/2017) en Puerto Rico para evaluar el trabajo de reconstrucción después del impacto del huracán María en la isla, y en plena polémica por sus críticas a la gestión que las autoridades locales han hecho de la crisis.

Trump fue recibido por el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló. En la comitiva de Trump estará el director ejecutivo de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, quien tiene previsto reunirse con el gobernador Rosselló, y con otras autoridades puertorriqueñas según información de DW.

La comitiva de Trump sobrevolará en helicóptero algunos de los daños causados por María en la isla y se reunirá con el mando militar desplegado por el Pentágono a Puerto Rico para coordinar las obras de reconstrucción y asistencia a los afectados, además de reunirse en una iglesia con personas damnificadas por el ciclón.

El mandatario aterrizó en suelo puertorriqueño 13 días después de que tocara tierra allí el peor ciclón en casi 90 años. A Texas y Florida viajó solo cuatro días después de que fueran golpeadas también por sendos huracanes en las últimas semanas.

Varios congresistas en EE. UU. y numerosas personas en Puerto Rico han acusado a Trump en los últimos días de no dar la suficiente importancia a la situación y haber actuado con lentitud en Puerto Rico, donde la infraestructura eléctrica quedó destrozada y hay graves problemas de acceso a comida, combustible y agua.

Puerto Rico, con 3,4 millones de habitantes, es un Estado libre asociado a Estados Unidos. Sus ciudadanos tienen la nacionalidad estadounidense. Una cantidad similar a los que viven en la isla reside en territorio continental estadounidense, principalmente en los estados de Nueva York y Florida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here