LNR.– Bajo la premisa de impulsar una transición democrática en Venezuela liderada por Juan Guaidó, el Gobierno de los Estados Unidos desarrolla una estrategia que busca ahorcar financieramente los ingresos de divisas al régimen chavista por encima de las leyes estadounidenses y del derecho internacional.

Lo que pretende Donald Trump es que todos los negocios petroleros venezolanos puedan seguir funcionando en EE.UU., pero el dinero acabará en cuentas bancarias controladas por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó.

Citgo tiene más de 100 años de existencia, previo a la llegada de Hugo Chávez al poder, Petróleos de Venezuela (PDVSA) adquirió en 1986 la mitad de Citgo, y en 1990 la totalidad de esta compañía según inforamción de DW. Citgo es la filial de la empresa estatal venezolana PDVSA, misma que refinaba el petróleo en sus propias instalaciones y vendía gasolina en sus estaciones de servicio (gasolineras) establecidas en territorio de los Estados Unidos. 

El politólogo venezolano Ivo Hernández, investigador en la Universidad de Münster, considera que esta medida es un hito histórico: “Estados Unidos es la única fuente de divisas regulares para Venezuela. A corto o largo plazo, supone un duro golpe para Maduro”.

El presidente Maduro con Igor Sechin, presidente de la empresa petrolera rusa Rosneft.
El presidente Maduro con Igor Sechin, presidente de la empresa petrolera rusa Rosneft.

Citgo, la última fuente de divisas de Venezuela

El año pasado Venezuela exportó solo 1,2 millones de barriles al día, según estimaciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Citgo puede procesar 750.000 barriles diarios en sus refinerías en Estados Unidos. El resto del crudo venezolano va a Rusia, Turquía o China como forma de pago de los intereses financieros.

Algunos informes señalan que solo China habría concedido entre 50 y 60 mil millones de dólares en créditos al país. Venezuela los paga con petróleo. Según la agencia financiera Bloomberg, China importó 340.000 barriles diarios los primeros 11 meses de 2018.

En Venezuela, más del 90 por ciento de todos los ingresos en divisas proviene de las exportaciones de petróleo. Citgo es la última joya en el extranjero que puede aportar divisas. Pero incluso en Citgo las cosas no marchan tan bien: de las 14.000 estaciones de servicio que había en Estados Unidos, solo quedan alrededor de 5.000. De las ocho refinerías, solo tres.

Intereses del gigante petrolero de Rusia Grupo Rosneft

El régimen de la República Bolivariana de Venezuela ha depositado el 49,9% de Citgo como garantía en el Grupo Rosneft, de Rusia. Se estima que Rusia concedió 17 mil millones de dólares a Venezuela. Esa es la razón por la que Rusia apoya a Venezuela y critica las sanciones estadounidenses. Desde el Kremlin, se anunció que protegerán sus intereses “dentro del marco legal internacional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here